El ‘entierro’ presupuestario de la Ciencia española


ROSA M. TRISTÁN

LINK DOCUMENTO DE LA CONFEDERACIÓN ESPAÑOLA DE SOCIEDADES CIENTIFICAS (COSCE):

http://www.cosce.org/pdf/analisis_COSCE_Proyecto_PGE2014_3oct.pdf

Habida cuenta del aumento anunciado para la I+D (Investigación y Desarrollo) en los Presupuestos Generales del Estado para 2014, las palabras del ministro de Economía (¿y competitividad?) Luis de Guindos a finales de agosto, sobre que la ciencia sería ‘prioritaria,’  repica en el cerebro como una auténtica tomadura de pelo. Y así se han tomado el anunciado 1,3% de incremento los científicos españoles, que no dudaron en escenificar el ‘entierro’ de la Ciencia el pasado viernes, en otra manifestación histórica en este país. La primera fue en junio.

Plañideras en la manifestación por la Ciencia, del 27S.|ROSA M. TRISTÁN

Plañideras en la manifestación por la Ciencia, del 27S.|ROSA M. TRISTÁN

Sigue leyendo

Las cuentas no cuadran en el CSIC: 100 directores ‘indignados’


‘Indignación comedida’ y ‘resignación’. Es lo que algunas fuentes indican que hay entre los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) tras conocer que sus ahorros han sido requisados y que las cuentas no cuadran para garantizar el futuro de la institución. Bien, pues ni lo uno ni lo otro hay en los correos que me van llegando desde diferentes centros. Lo que si hay es un monumental ‘cabreo’ (siento la palabra malsonante, pero es literal) porque les han hipotecado el futuro (y esa hipoteca nos afecta a todos los que pensamos que la ciencia es importante para que una sociedad prospere).

Sigue leyendo

¿Gratificaciones en un CSIC en crisis? Los científicos piden explicaciones


El personal del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha pedido explicaciones a su máximo responsable, el presidente Emilio Lora-Tamayo, por unas ‘gratificaciones’ que, según aseguran, han recibido determinados puestos ligados a la gestión de este organismo (el más importante de España), por un valor de unos 600.000 euros, precisamente en un momento en el que el CSIC atraviesa una profunda crisis, con un agujero de 150 millones de euros.

Sigue leyendo

La manifestación de la Ciencia: “Nos desprecian”


La Carta de la Ciencia, contra las vallas.

La Carta de la Ciencia, contra las vallas.

La manifestación más numerosa de la Historia protagonizada por los científicos de este país se ha topado con el ‘desprecio’ del Gobierno. Así lo señaló Emilio Criado, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ante la valla cerrada del Ministerio de Economía y Competitividad. Es el mismo desprecio que antes sufrieron docentes, y médicos, y personas dependientes. Ahora les ha tocado a ellos.

La protesta, convocada legalmente, pretendía acabar con la entrega de la Carta por la Ciencia, con 45.000 firmas de investigadores a alguna autoridad competente en la materia. Pero nadie había disponible. Sólo el funcionario del Registro General. La foto hubiera sido buena, pero no pudo ser. El personal de seguridad (guardias civiles y policías) impidió la entrada de los periodistas a ese momento, y al final la Carta quedó pegada a la valla. En la calle, entre barrotes. “En respaldo a la libertad de información, la dejamos aquí. Esto es ilegal y absurdo”, señaló Criado.

Sigue leyendo

El ‘desPLANte nacional’ del Gobierno a los científicos


El ministro de Economía, Luis de Guindos, y la secretaria de Estado de Investigación, Carmen Vela. | EFE

Miles de científicos españoles, de los que aún no están haciendo las maletas, han visto como en el último Consejo de Ministros de mayo se esfumaba el compromiso que la secretaria de Estado de Investigación, Carmen Vela, había adquirido con ellos. A saber: que antes de que finalizara este mes el Gobierno daría vía libre a la convocatoria del Plan Nacional de Investigación, es decir, el dinero público del que disponen los investigadores para sacar adelante sus proyectos durante los tres siguientes años. “Es el desplante nacional’, me aseguran miembros de la Plataforma por la Investigación Digna, que también denuncian otro incumplimiento: no se están cubriendo las plazas de los jubilados en los centros públicos de investigación, que cada día parecen más desiertos.

Sigue leyendo

Un agujero de 450 millones que hará un socavón


No son más de 450 millones de euros, un poco más que dos aeropuertos en Castellón de la Plana o la inversión de Zara en España durante este año, pero no contar con esa cantidad puede estrangular el sistema de ciencia e investigación en España, según me reconocía ayer Carlos Andradas, presidente de la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE). Fue al término de un acto en la sede central del Consejo Superior de Investigacies Científicas (CSIC).

Acto en el CSIC con Mateo Valero, García-Bellido, Jesús Ávila y Arsuaga

Acto en el CSIC con Mateo Valero, García-Bellido, Jesús Ávila y Arsuaga

COSCE y otras organizaciones habían convocado allí a los científicos para darles a conocer el documento que han elaborado  para enviarlo al Congreso de los Diputados; ( se titula “Sin I+D+i  no hay futuro” y denuncia que para 2013 las arcas están en bancarrota con unos recursos disminuidos en un 7,21% respecto a este año, según los Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno (tras ls sangría de un 25% menos en 2012). Son 5.932 millones de euros, apenas el 1,35% del Producto Interior Bruto, frente a una media del 2% en la UE o un 2,8% en Alemania. Y para colmo, la caída mayor la sufren las subvenciones (un 80%) que es de lo que se nutren los investigadores. Ellos no pueden acogerse a préstamos que no tienen seguro devolver..

También se destacó el desastre de eliminar el programa JAE del CSIC (becas para jóvenes investigadores), o de convocar para no se sabe cuando en 2013 las plazas para 175 contratos del programa Ramón y Cajal, si es que se cubren, porque sus condiciones son prácticamente imposibles (¡25 de 85 puntos se dan por haber dirigido un programa internacional!).

Sigue leyendo

El CSIC se moviliza: ciencia al borde del colapso


¿Movilizaciones  en la institución más importante de la ciencia en España? El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) está al borde del colapso total y los 14.500 trabajadores de sus centros comienzan a temer, no ya por su trabajo, sino también por sus salarios. El descontento con la dirección del organismo, y su poco clara información, crecen por doquier.

Fachada del edificio central del CSIC

Fachada del edificio central del CSIC

“Lo peor no es ya la falta de dinero, sino la desidia, la falta de iniciativa, la incompetencia de quienes llevan las riendas. Es un desastre”, me aseguraba hace un par de semanas un conocido investigador de la plantilla.

Conoce el reparto de la ‘tarta’ científica del año


Una ‘tarta’ pequeña de la que alguno comerá un buen trozo, otros poco y, en general, incluso existe la posibilidad de que se la cercenen casi sin probar bocado, a no ser que paguen por adelantado. Este es el panorama que se presenta ante los investigadores que trabajan en el área de Ciencias de la Tierra y Recursos Hídricos, tras la preselección de los proyectos que este año serán financiados por la Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación.

Museo Nacional de Ciencias Naturales | CSIC

Museo Nacional de Ciencias Naturales | CSIC

En total, se han aprobado 68 proyectos y subproyectos, de los 196 que fueron presentados. El gasto público será de 6.355.000 euros y los que más contentos están son los miembros del equipo de Atapuerca, que con 1.213.000 euros se llevan casi la quinta parte del total de la partida (un 19%). Hasta el viernes, día 7 de septiembre, estaban con el alma en vilo, pues este año de crisis tocaba renovar su financiación y no tenían todas consigo.

El varapalo más grande es el que han sufrido los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que presentó 28 proyectos y sólo le han aprobado una decena (casi un tercio): en total, 894.000 euros. En el Museo Nacional de Ciencias Naturales muchos se han llevado un buen disgusto.

Aunque, según me aseguran algunos científicos ‘afortunados’, los presupuestos fueron “muy muy” ajustados, lo cierto es que lo concedido es casi un 15% menor a lo pedido. “No se dónde vamos a aplica ese recorte”,me asegura un afectado, que prefiere el anonimato. Sólo 20 superan los 100.000 euros y hay alguno de 15.000, dinero con el que se tendrán que apañar para evaluar en la Universidad de Valencia el secuestro de CO2 en las huertas de la comunidad.

Pero lo más llamativo, si cabe, es que ese dinero quizás llegue o quizás no, porque en el Anexo  II, apartado B) referido al pago de las anualidades del la resolución deja claro que: “El pago de las anualidades estará condicionado a las disponibilidades presupuestarias” y en un país al borde de pedir un rescate no son palabras muy halagüeñas, precisamente.

Cartas contradictorias en el CSIC

Para terminar de rizar el rizo, el vicepresidente de Investigación del CSIC, Antonio Figueras, envío esta semana una carta a todos los investigadores señalándoles que se había superado la crisis de liquidez de julio y que pueden realizar los gastos de sus presupuestos, incluso señalando que su pago será prioritario. Pero al mismo tiempo, a los directores de cada centro ha enviado otra misiva diciéndoles que “la tesorería de los centros se reduce un 50%”, según ha informado la gerencia de uno de ellos. Así que les conmina a dar prioridad a los proyectos que terminan este año a la hora de pagar…. y los demás que esperen sentados hasta que la situación “se normalice”, algo que no tienen visos de ocurrir.

Y si alguno quiere ir a un congreso, a debatir con colegas o presentar resultados, o necesita viajar para que su proyecto pueda realizarse, debe adelantar la mitad de los gastos, que el CSIC sólo lo hará con la otra mitad. Vamos, que hay que invertir los ahorros, si se tienen, para poder seguir investigando.