Juana, 11 años: “¿Quién nos devolverá el planeta en buenas condiciones?”


IMG_20150527_124146439

ROSA M. TRISTÁN

Inmersos en la resaca electoral, aparece una gran coalición que poco tiene que ver con la gobernabilidad de ayuntamientos y autonomías, pero mucho con el futuro del planeta. Más de 400 organizaciones se han unido en una Alianza por el Clima que quiere “despertar a los ciudadanos”, que seguimos dormidos frente al drama que se avecina. Son 400 grupos de gentes que llevan años y años repitiendo que el cambio climático está aquí, años y años alertando de que el despertador ya ha sonado y millones de personas andan sufriendo los efectos de algo que no se nota, pero se siente. 400 colectivos de personas que se unen a muchos miles en el mundo, que se basan en los datos de los que nos provee la ciencia, pero de los que sólo nos acordamos en los medios de comunicación cuando los políticos deciden, en su agenda, que es el momento de hablar de ello.

Es un asunto que en los talleres y conferencias que organiza la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA) repetimos a menudo, pero de momento sin solución. Es un asunto que no suele estar en los programas electorales, porque la prioridad siempre es otra, pero que cuando se acerque la Cumbre del Clima de diciembre, en Paris, (la COP-21) de repente será el drama del momento, la portada de los noticiarios…

Los periodistas Mara Torres y Luis Miguel Domínguez.

Los periodistas Mara Torres y Luis Miguel Domínguez.

Drama ya es. Portada no. José Manuel Moreno, miembro del Panel de expertos de la ONU que certificó la existencia de un calentamiento global ocasionado por el ser humano, recordaba ayer que más de la mitad del calentamiento desde 1950 es por el aumento de gases con efecto invernadero, que desde entonces cada década es más cálida que la anterior, que de aquí a final de este siglo la temperatura habrá subido 4ºC: de los 15ºC actuales de media a los 19ºC y que en elCO2 del aire que respiramos, en el transcurso de su vida, ha aumentado en 80 partes por millón,
de 320 a 400, la misma fluctuación que tuvo lugar en los 800.000 años anteriores, poco después de que en Atapuerca viviera el Homo antecessor.

¿Solución? “Disminuir en 35 años entre el 40% y el 70% las emisiones y llegar con cero al final del siglo. Es un reto porque supone un cambio en la vida y el uso de los recursos”, declaraba Moreno.

A continuación Juana, una niña de 11 años, nos lanzaba una pregunta a los presentes que nos dejó mudos: “¿Quién nos va a devolver el planeta en buenas condiciones cuando seamos mayores?” . Y el maliense Tata Keita pedía ayuda para las gentes del sur: “Aquí no pueden vivir sin luz, pero en mi país lo hacemos. Lo que no podemos es vivir sin comida”, comentó.

Juana, la niña de 11 años.

Juana, la niña de 11 años.

Después, los periodistas Mara Torres y Luis Miguel Domínguez leyeron el ManifiestoClima, un documento que presentan al Gobierno para que, como representante de los españoles, lo lleven a la Cumbre del Clima de finales de año para empezar a devolver a Juana una Tierra como se la encontraron sus abuelos.

Hasta ahora ni el mundo, y menos España, parecen dispuestos a cumplir su deseo. Con las energías renovables casi hundidas, destrozando la tierra con el fracking, revolviendo los mares en busca de petróleo submarino… No parece el mejor camino para que la pregunta de Juana tenga una respuesta que no sea “nadie”, pero las 400 están dipuestas a pelear por ella.

ACTOS: El sábado 30 movilizaciones en toda España de Coalición Clima. En Madrid,  por la mañana en El Retiro, una quedada en pijama, con velas, despertador, pantunflas…

 

 

 

El auto judicial del “caso Aznalcóllar”, al completo (PDF)


 

HERMOSILLO, SONORA, El once de agosto fue el primer día que se dió alerta formalmente de que en el Río Sonora tenía un tono naranja en la comunidad de Aconchi Sonora. Los pozos de siete municipios fueron cerrados y se reparte agua en pipa. FOTO: JESUS BALLESTERO/ EXPRESO/CUARTOSCURO.COM

Grupo México, socia de la empresa a la que se ha concedido la gestión de Aznalcóllar, así dejó el río Sonora de México en agosto de 2014 en un derrame. FOTO: JESUS BALLESTERO

ROSA M. TRISTÁN

Ayer El Mundo publicaba la noticia del auto  judicial que pide investigar la concesión irregular a una empresa mexicana de la mina de Aznalcóllar, en Huelva, por parte del Gobierno andaluz. Es la misma mina que en 1998 causó uno de los mayores desastres que se recuerdan en este país, y en Europa, en el Parque Nacional de Doñana, un ecosistema único en el mundo. La empresa sueca Boliden no llegó a pagar ni un euro de los 89 millones que costó retirar los residuos tóxicos tras la rotura de una balsa. La empresa concesionaria es socia de Grupo México, que en 2014 causó una catástrofe ambiental en el río Sonora de este país, con el vertido de 40.000 litros de ácido sulfúrico.

Y así quedó el río Guadiamar, tras el derrame de 1998.

Y así quedó el río Guadiamar, tras el derrame de 1998.

A continuación el auto completo de este fallo del Juzgado de Instrucción Nº 3 de Sevilla, que se reproduce a continuación entero por su interés. La magistrada exige continuar las investigaciones ante las graves irregularidades detectadas en la adjudicación de un negocio que generó un brutal daño ambiental. Entre otras cosas, encuentra “incongruencias” en el capítulo de la protección ambiental.

Merece la pena leerlo entero:

image-0001

image-0002image-0003image-0004

Fronteras en Pirineos Sur: ¿Tránsito social entre dos culturas?


El grupo Zebda, en el Pirineos Sur 2014, un festival para repetir, y repetir... @ROSA M. TRISTÁN

El grupo Zebda, en el Pirineos Sur 2014, un festival para repetir, y repetir… @ROSA M. TRISTÁN

ROSA M. TRISTÁN

“La frontera es un tránsito social entre dos culturas”. Así define Wikipedia esa palabra que en el imaginario colectivo ha acabado por convertirse, en muchas zonas del planeta y entre muchos pueblos, en un muro que poco tiene que ver con el tránsito. Precisamente por ello, el Festival Pirineos Sur anuncia que este año dedicará a ellas su programación, poniendo así su arma cultural para arramblar con esa división cada vez más visible y menos imaginaria entre culturas vecinas que ha devenido en guerras, vallas de acero y naufragios masivos.

Fronteras ¿mezcla o barrera?, es el lema bajo el que se reunirán, un año más, en el espectacular escenario de Lanuza, a HH artistas dispuestos a tirar abajo la barrera porque, como recordaba el director del festival, Luis Calvo, remedando a Eduardo Galeano “los mapas del alma no tienen fronteras, y yo soy patriota de varias patrias”.

Pirineos Sur 2014 me regaló la vista y el vuelo de este alimoche... Naturaleza y cultura, mezcladas, fusionadas. @Rosa M. Tristán

Pirineos Sur 2014 me regaló la vista y el vuelo de este alimoche… Naturaleza y cultura, mezcladas, fusionadas. @Rosa M. Tristán

No me extiendo en el programa general del Festival (del 17 de julio al 2 de agosto), que está disponible en su web, con nombres tan atractivos como el rockero Mark Knopfler (día 24 de julio), Goran Bregovic (31 de julio), Calle 13 (día 18),   el guitarrista tuareg Bombino (día 20) oToumani Diabaté (27 de julio). Son ni más ni menos que 80 propuestas diferentes que llenarán las noches en el embalse y los “Días del Sur” bajo el sol en Sallént de Gállego… Difícil elegir entre tanta oferta.

Prefiero contaros sobre esos conciertos en los que, bajo la sombra de las montañas, reunirán a gentes que sí transitan por esas culturas, logrando mezclas que en el fondo no son más que esa apuesta por compartir e hibridarse, como lleva haciendo nuestra especie desde sus orígenes, sin que por ello se pierda la identidad. Es el caso de la noche en la noche dedicada a “Dos medinas blancas” (1 de agosto), con la aragonesa Carmen París y la marroquí Nabyla Maam. “Es el hermanamiento de dos medinas, Zaragoza (Medina Albaida, la ciudad blanca en árabe) y Fez, de donde es Nabyla, con un espectáculo en el que cantamos poemas de  Avempace, sabio, poeta, músico y astrónomo, que precisamente nació en Zaragoza y murión en Fez”, nos explica París, entusiasmada con la propuesta.

La autora don la nigeriana Wunmi en 2014. En Pirineos Sur, compartir con grandes  artistas es uno de los privilegios que ofrece el festival. @ALICIA LUNA

La autora don la nigeriana Wunmi en 2014. En Pirineos Sur, compartir con grandes artistas es uno de los privilegios que ofrece el festival. @ALICIA LUNA

Otra noche a favor de ese tránsito será la que reunirá a la israelí Noa y la palestina Mira Awad, una firme opositora al muro que hoy separa ambos pueblos (17 de julio). No será la primera vez que unan sus voces por la paz en un conflicto que lleva décadas causando sufrimiento. Awad, además, siempre ha sido una activista ecologista, convencida de que es posible la  coexistencia entre la raza humana y el resto de organismos vivos del planeta. Qué mejor lugar para expresarlo que entre unas montañas en las que la frontera se diluye entre las notas musicales (sigue abajo).

Países y culturas que son frontera, pero que generan fusión y mezcla, como en el caso de España (frontera con el sur africano) representa el mestizaje musical de Amparo Sánchez y en el caso de México (frontera con el norte estadonidense) Lila Downs, (25 de julio), que hace bandera de la música de su país.

Y, además, de la música, una muestra de vídeo-arte palestino llamada Territorios Inexplorados, de Iuri Lench (24 de julio), presentaciones de libros, exposiciones, talleres de percusión y danza…

Y qué decir del lugar... Ese escenario flotante, mágico. @Rosa M. Tristán

Y qué decir del lugar… Ese escenario flotante, mágico. @Rosa M. Tristán

El año pasado fueron las mujeres…Este nos hacen una pregunta: Fronteras ¿Barreras o mezcla? La cultura que nos ofrece el Festival Pirineos Sur desde hace ya 24 años tiene clara la respuesta.