Escaparate del nuevo Museo Arqueológico Nacional


IMG_4443

ROSA M. TRISTÁN (Publicado en ESCUELA)

La Dama de Elche espera al final de una gran sala. Está dentro de una vitrina iluminada, como una reina. A su lado unos paneles señalan que este busto íbero con 2.400 años de historia pudiera ser parte de una escultura que estaba sentada, o quizás de pie. Es un misterio. Esta mujer con peineta y mantilla es una de las ‘estrellas’ del recién ‘reinaugurado’ Museo Arqueológico Nacional (MAN), en el centro de Madrid.

Desde 2008, hace 6 años, andaba la Dama escondida, su casa ocupada por los andamios y los decoradores: el vetusto hogar de la íbera llevaba décadas sin una reforma digna, exactamente medio siglo, y se había quedado anquilosado en la época pretecnológica. Para colmo, desde hace dos años y medio, la Dama tuvo que dejar de recibir gente, sobre todo escolares y estudiantes, que eran sus visitantes favoritos, porque las obras hacían imposible ejercer de anfitriona.

IMG_4429

Pero hace unos días acaba de reabrir sus aposentos, gracias a una remodelación, dirigida por la batuta del arquitecto Juan Pablo Rodríguez Frade, que ha convertido el MAN en el aula más grande y con más recursos para aprender el devenir prehistórico e histórico de la Península Ibérica, exactamente desde hace 1,2 millones de años hasta el siglo XIX.

Se incorporará así, tras un paréntesis que se ha prolongado en el tiempo, como una alternativa más para que la arqueología tome posiciones en la educación, en un territorio, España, de riqueza excepcional en el que ha llegado a haber 10.000 yacimientos abiertos, aunque la crisis ha arramblado con un buen número de ellos.

Yacimientos neandertales en España.

Yacimientos neandertales en España. ROSA M. TRISTÁN

El Museo de la Evolución Humana de Burgos y la Fundación Atapuerca, el Parque de las Ciencias de Granada, los museos arqueológicos de casi todas las provincias (donde los hay) y actividades y visitas organizadas a un buen número de enclaves repartidos por toda la geografía española, ya sea por empresas privadas o ayuntamientos, son espacios en donde los escolares pueden vivir en el presente la vida del pasado.

MÁS ESPACIO, MENOS PIEZAS

Pero el resumen de todo ello se encuentra ya disponible en los 23.303 metros cuadrados del Arqueológico Nacional, que ha ganado un 30% en espacio expositivo que tenía antes, aunque haya perdido piezas: son 13.000 objetos de todo tipo, organizados de una forma mucho más didáctica y amena a lo largo de tres kilómetros de recorrido. “Lo que sobra está en los almacenes, pero no merecía la pena exponer todo de forma redundante. No hace falta poner 10 bifaces para saber qué es; lo importante es salir conociendo para qué los usaban los humanos prehistóricos”, explica Carmen Marcos, subdirectora del Museo, que ejerce de guía para ESCUELA y otros colegas de la prensa tras la presentación oficial del ministro de Cultura, Educación y Deportes, José Ignacio Wert.

IMG_4365

Durante este acto Wert destacó, por encima de todo, “la calidad pedagógica” del remozado MAN. “Es muy importante porque se apuesta por una museografía didáctica, adaptada a diferentes grados de acceso a la información, desde lo más erudito a lo más básico. Hay un 15% menos de objetos pero todos con un alto valor educativo y, además, se ponen a disposición de los visitantes innovaciones tecnológicas, como las ‘tabletas’ para guías táctiles multimedia, o vídeos y, además, también se ha puesto énfasis en su accesibilidad para personas con dificultades motoras, visuales y auditivas”, resaltaba el pasado 27 de marzo, precisamente en el aniversario de la apertura oficial del Museo en 1887, hacía justo 147 años.

Para ponerlo muy fácil, la entrada para todos los escolares del país seguirá siendo gratuita, aunque tampoco costará más de 3 euros a cualquier visitante. “Es un precio bajo, pero no queremos que ese factor sea un impedimento a la hora de visitarlo; el flujo será sobre todo escolar y estudiantil y hay que tenerlo en cuenta”, reconocía Wert. Es más, como oferta de ‘estreno’ hasta el día 21 el acceso será gratis. Si antes la media anual de visitas era de 200.000 personas, la meta ahora es doblar ese número.

IMG_4390

En esta presentación, a su lado estaba el director del MAN, Andrés Carretero. Lucía muy satisfecho, después de 15 años de espera desde el lejano día que se planteó que había que ‘traer’ esta institución del siglo XIX al XXI. Como el objetivo es que ‘aguante’ al menos 25  o 30 años, reconocía que el discurso científico de la remozada institución es más bien comedido, pero han actualizado los últimos hallazgos importantes que han tenido lugar en España en las últimas décadas, como es el caso de Atapuerca.  “Han colaborado 300 personas entre científicos, historiadores, profesores, etcétera, para que el contenido sea lo más didáctico posible”, aseguraba en su intervención.

ARQUEOLOGÍA INTERACTIVA

Nada más llegar al vestíbulo ya se nota un cambio poco apreciado por fuera, salvo el hecho de que se entra por la planta baja. No sólo ha crecido el vestíbulo en metros cuadrados, sino que hay una cafetería y una tienda, dos graves hándicaps del anterior MAN. Además, se ha logrado ‘rascar’ espacio para una sala de exposiciones temporales (donde ya se ha planificado exhibir a partir de mayo el tesoro de la fragata Las Mercedes, descubierto en el fondo del mar en Perú), un auditorio y una sala didáctica de 150 metros cuadrados en la que se organizarán talleres.

IMG_4424

Pero es en la exposición permanente donde se ha dado el ‘do de pecho’. No sólo se han restaurado todas las piezas, sino que algunas han cambiado hasta su forma, fruto de las últimas investigaciones. Es el caso del sepulcro íbero de Pozo Moro, que ha ganado en altura algunos pisos. Afortunadamente, al final desestimaron la idea de derribar la fantástica copia de la cueva de Altamira, como se pensó en un principio, y se podrá visitar en el sótano.

Iniciamos camino con Carmen Marcos por el pasado más lejano, la Prehistoria. Como Carretero ya había adelantado, el Museo se articula en tres áreas temáticas: una primera de introducción al museo, una segunda parte sobre arqueología peninsular desde el Paleolítico hasta la época de Isabel II, la reina que fundó el MAN, y una tercera con piezas que son de otras tierras (Oriente Próximo, Egipto y Grecia) y a la vez fruto del trabajo arqueológico y el coleccionismo histórico de los españoles desde hace siglos.

Carmen Marcos, subdirectora del MAN. |R.M.T.

Carmen Marcos, subdirectora del MAN. |R.M.T.

Tras la introducción, sorprendente con un cronograma cultural de 240 pantallas y una presentación multimedia de los  yacimientos españoles más importantes, el visitante se sumerge de lleno en el mundo humano de los ancestros, partiendo de los orígenes africanos para dejar claro que todos somos emigrantes de esas tierras.

Por delante, esperan 40 salas y en cada una de ellas no sólo hay textos para leer sobre las piezas, sino hasta 55 vídeos, recreaciones en 3D, fantásticas ilustraciones originales, mapas y gráficos. “En cada área se han dispuesto todo tipo de recursos tecnológicos para explicar el contenido según el interés de cada visitante. Por ejemplo, en la galería de la evolución tenemos réplicas históricas que había en el Museo y piezas conseguidas en yacimientos con informaciones breves, pero también hay piezas especiales con más información, como la recreación de la ‘australopitecus’ Lucy o de Miguelón”, señala la subdirectora.

La iluminación no tiene nada que ver con lo que era. Ya no es general; ahora sólo se iluminan las vitrinas, captando así la atención en su contenido, que está contextualizado. “No sólo ponemos los objetos, sino que se ilustra sobre cómo se utilizaban, cómo se fabricaban e incluso los sonidos que se escuchaban al hacerlo y así es mucho más fácil imaginar lo que debía ser la vida en el pasado”, va explicando Marcos.

IMG_4389

Pasamos delante de la réplica de un neandertal, que lleva el pelo rojo. Es una prueba evidente de que el conocimiento científico se ha actualizado: en 2007, en la cueva asturiana de El Sidrón, se rescató ADN de esta especie humana que ha permitido revelar que algunos neandertales  eran pelirrojos. El responsable de aquel trabajo fue el investigador catalán Carles Lalueza-Fox, que lo publicó en ‘Science’.

Un poco más allá, las pinturas de la cueva El Castillo, los hallazgos de la de Pendo, de Puenteviejo…. Es evidente que nada se ha colocado de forma arbitraria. Cada objeto se ha colocado en función de temas concretos, como la alimentación, el clima, la fauna o las diferentes culturas que habitaron la península al mismo tiempo. “Es la forma más pedagógica de atrapar al visitante, por la vista. Pero también hay información para profundizar, con textos complementarios y paneles”, apunta Javier Rodrigo, documentalista del Museo.

LA ANTIGUA ROMA EN MADRID

Un salto al segundo piso, lleva de cabeza a la Hispania Romana. Aquí la organización expositiva cambia, pero siempre con un discurso determinado: en las vitrinas de la izquierda las piezas sirven para explicar cuáles fueron las bases que hicieron posible el Imperio Romano: la ley, el ejército, las vías de comunicación, la tecnología (llama la atención una extraña bomba hidráulica, única en el mundo), la lengua, la religión, la moneda… A la derecha, los más variopintos objetos complementarios que ponen ‘la guinda’ a la historia.

IMG_4366

Es tan rica España en restos romanos que el Arqueológico Nacional ha necesitado invertir mucho espacio a este periodo histórico que duró siete siglos: hay una representación de numerosos los elementos de aquella sociedad: su ciudad, los talleres de los artesanos, los espectáculos, las casas, las termas, la necrópolis; incluso el patio central (que tiene ahora un cerramiento de cristal) rememora la idea un foro.

El recorrido continúa por el Bajo Imperio Romano, el momento en el que la población de Hispania se va vivir al campo y surgen las villas romanas, de donde los arqueólogos han rescatado espectaculares mosaicos.

De ahí, sin transición, a los árabes, al mundo de Al Ándalus, un paseo de otros 700 años que lleva del largo periodo de la invasión a ‘La huella andalusí’, sala en la que queda de manifiesto que la herencia del Islam perduró mucho tiempo. Marcos hace hincapié en la espectacular maqueta que hay sobre nuestras cabezas de la Mezquita de Córdoba. “Es un recurso muy útil para explicar cómo fue la expansión en ese”, asegura.

¿LA PRIMERA URNA CASTELLANA?

Dejamos atrás el esplendor nazarí para caer en la Edad Media, tiempos del Románico y el Gótico, siglos en los que la religión cristiana se convierte en protagonista indiscutible. La austeridad estética, plasmada en cuadros, objetos y motivos arquitectónicos, toma posiciones hasta finales de ese periodo, y de esta sección, con las primeras conexiones de estas tierras con Europa e Italia, una apertura que culmina en las salas del Renacimiento.

La primera urna. |R.M.T.

La primera urna. |R.M.T.

En las vitrinas destaca ahora una espectacular colección de astrolabios, fundamentales en aquellos tiempos para los navegantes españoles.  Y llama la atención una curiosa ‘urna’  que se usó para las votaciones de la Mesta castellana, quizás el primer símbolo democrático: en 1631 servía para elegir el lugar de las celebraciones del consejo de la Mesta y los nombramientos de esta organización.

Wert aseguraba que tras visitar el MAN tuvo la sensación de que “el discurso del museo está anclado en un mejor conocimiento objetivo y descriptivo de cómo se ha construido esta nación”. “Si, es la historia de los pueblos que han vivido en España, que en realidad es un Estado desde hace 10 minutos, en términos históricos”, respondía Andrés Carretero.

Efectivametne, ese Estado ya estaba consolidado en el siglo XVIII, en plena Ilustración, hacia la que ahora nos encamina la excepcional guía. Reflejo de la realidad de España, hay muy poca representación de la cultura científica en nuestro país, apenas una vitrina. A cambio, es una época muy prolija en vajillas, que tanto gustaban coleccionar los potentados de la época…enseres que se prolongan hasta llegar a 1867, fecha de creación del propio MAN. “A continuación, tenemos un paseo por la historia del museo, desde su primera sede en el Casino de la Reina, hoy en Embajadores, hasta nuestros días”, adelanta la subdirectora.

VIAJE A EGIPTO Y GRECIA

Ese pasado ha condicionado en buena medida la personalidad del MAN. El propio director reconocía que “hay algunos desequilibrios en la representación de la historia de España, pero es fruto de los diferentes momentos de adquisiciones que ha habido; y  es algo evidente en la colección extranjera, donde tenemos unas culturas representadas con muchas piezas y de calidad y otras no. No es fruto de un coleccionismo sistemático, sino de la carambola histórica”.

IMG_4430

Se refiere a la tercera gran sección del Arqueológico, en la que, salvo piezas concretas, todo lo expuesto es fruto del trabajo que hicieron allí los investigadores españoles. Entre esas excepciones se encuentran los sarcófagos que el Gobierno egipcio ofreció a España a finales del siglo XIX, cuando parecían sobrar tesoros arqueológicos en el país del Nilo.

Aún hoy, científicos del Museo, como Ester Pons (en Oxirrinco) y Carmen Pérez Díe (en Heracleópolis Magna) siguen trabajando cada año en campañas de excavación en Egipto, si bien ahora ningún material puede traspasar sus fronteras, salvo en exhibiciones puntuales.

Más adelante, nos tomamos con una espectacular representación de la cerámica griega, una colección que inició Carlos III y que los sucesivos monarcas continuaron durante 200 años, hasta reunir  la mejor colección de Europa. “En este caso, utilizamos las cerámicas para contar historias sobre el mundo del hombre griego, de las mujeres, del gimnasio, de la necrópolis o los dioses. Es una forma original de acercarse a la antigua Grecia, a la vez que estéticamente atractiva”, explica Marcos entre ánforas y jarrones de diferentes estilos.

Ahora la subdirectora cambia el rumbo. La Dama de Elche se impacienta, porque en este largo paseo nos hemos saltado la sección de Protohistoria, en la que nos aguarda. Así que pasamos de largo por la colección de numismática (‘La moneda, algo más que dinero’) donde se explica su papel social, cultural y económico, para regresar a la planta primera, al fascinante reino de Tartessos y los fenicios, representados en fastuosos tesoros, como el de la Aliseda, o en la  réplica del de Carambolo.

LA DAMA DE ELCHE

A un paso, están los celtas, los púnicos y la cultura ibérica, que es la de los toros de piedra, y también el reino de las damas funerarias. En la antesala, la Dama de Baza y un poco más allá, esperando, la Dama de Elche. “La encontró un campesino a finales del siglo XIX. Estaba fuera de su contexto y no sabemos si era una figura que estaba sentada o de pie”, nos la presenta Marcos. A su alrededor, una gran corte de cámaras y fotógrafos, captando su cara seria, inmóvil en su piel de piedra. Está reluciente.

“Para restaurar todas las piezas hemos necesitado la colaboración del Instituto de Patrimonio Cultural de España y también empresas especializadas porque el museo no lo podía afrontar. Se han hecho lotes por especialidades y épocas para ajustar mejor el precio”, señala Javier.

RUTAS Y TALLERES ESCOLARES

La vocación educativa revolotea en todo el recorrido. “Los colegios son fundamentales para nosotros”, insiste la subdirectora. De hecho, para facilitar el trabajo a los docentes, se han organizado rutas concretas, por temas, para que los escolares aprovechen tan ingente cantidad de información en sucesivas visitas. De momento, ya está en marcha una ruta transversal sobre el tema de las mujeres, otra sobre el mundo funerario y hay varias más en la cartera. También se están planificando talleres, disponibles a partir de mayo.

IMG_4403

Por otro lado, el MAN está preparando material didáctico específico que los profesores podrán descargarse previamente de la web (www.man.es) para preparar la visita. “Es recomendable que el profesor venga antes de reservar cita, lo que sí puede hacer por la web para ver qué salas le interesan y para que antes de venir lo preparen”, explican los técnicos del museo.

Al salir, resulta evidente que la inversión de 65 millones de euros ha merecido la pena, dinero que hoy, como reconocía veladamente el ministro Wert, no se habrían podido invertir: “Respecto a que si hoy podríamos haberlo hecho, sólo digo que tenemos que felicitarnos de que se haya culminado el trabajo en una de las grandes instituciones culturales y el precio ha sido ajustado”. De hecho, es un coste tres veces menor que lo invertido en el vacío aeropuerto de Murcia.

El siguiente paso es que el público se acerque a conocerlo. “Los colegios los tenemos asegurados, pero también queremos atraer a las familias con actividades que involucren a los padres y los hijos; y al turismo extranjero, atrapándoles con las piezas excepcionales que tenemos”, manifestaba el director antes de cerrar el acto.

Ahora, ya mismo, desde el 1 de abril la Dama de Elche está esperando. Y su casa está llena de historias.

 

Anuncios

  1. Pingback: El litoral de España, plagado de tesoros naufragados por descubrir | Laboratorio para Sapiens

  2. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s