El ‘entierro’ presupuestario de la Ciencia española


ROSA M. TRISTÁN

LINK DOCUMENTO DE LA CONFEDERACIÓN ESPAÑOLA DE SOCIEDADES CIENTIFICAS (COSCE):

http://www.cosce.org/pdf/analisis_COSCE_Proyecto_PGE2014_3oct.pdf

Habida cuenta del aumento anunciado para la I+D (Investigación y Desarrollo) en los Presupuestos Generales del Estado para 2014, las palabras del ministro de Economía (¿y competitividad?) Luis de Guindos a finales de agosto, sobre que la ciencia sería ‘prioritaria,’  repica en el cerebro como una auténtica tomadura de pelo. Y así se han tomado el anunciado 1,3% de incremento los científicos españoles, que no dudaron en escenificar el ‘entierro’ de la Ciencia el pasado viernes, en otra manifestación histórica en este país. La primera fue en junio.

Plañideras en la manifestación por la Ciencia, del 27S.|ROSA M. TRISTÁN

Plañideras en la manifestación por la Ciencia, del 27S.|ROSA M. TRISTÁN

Se me da fatal calcular números, y tampoco eran muchos miles, pero sí los suficientes para hacerse oír por el centro de la capital (del Botánico al Círculo de Bellas Artes, pasando por Cibeles), para que el resto de la sociedad tome conciencia de que, como en la Educación, la Sanidad, los Servicios Sociales, la Cultura…. también están cavando la tumba de la Ciencia, con mayúsculas.

“¿Un 1,3% de aumento? Es ridículo. Se ríen de nosotros. En Japón lo han subido un 34%. En la Carta por la Ciencia hay cuatro puntos, y uno de ellos eran 636 millones de euros para 2014, a ver si en tres años alcanzábamos en nivel de 2009, pero esto no llega ni a ser una migaja.  Además, es un 1,3% de aumento respecto a 2012,  y no se acuerdan de que este año tuvieron que dar dinero extra de 104 millones porque no alcanzaba con lo presupuestado“, me argumentaba un investigador del Centro de Catálisis y Metarurgia del CSIC.

De hecho, hoy lunes se ha sabido que el CSIC incrementa su presupuesto mucho menos, un 0,1%, vamos de 602,3 a 602,7 millones. O sea que sigue igual: hundiéndose. Sin embargo, la inversión en investigación militar aumenta ¡un 39,5%!).

Pero era el único al que le sonaba a burla. Todos los preguntados por este LABORATORIO, que fueron unos cuantos, andaban con la misma muerta sobre los hombros, o con moribundas. Porque resulta que el CSIC necesitaba 100 millones más irrediablemente, pero le prometieron 75 este verano; y de esos solamente han visto 25, ahora en septiembre. Y además ya no hay remanentes en los centros para que les adelanten dinero, porque el director, Emilio Lora-Tamayo, hizo un corralito. Y para colmo aún no ha comenzado a pagarse el grueso del dinero concedido para proyectos del Plan Nacional de Investigación de 2012 (solo andan ingresando los que se abonan con fondos europeos FEDER), y de remate el Plan Nacional de este año (prometido para mayo) aún es una quimera, vamos que no saldrá…

“Yo soy de los que está a la espera del nuevo Plan, porque se me acabó el anterior y ahora ando mendigando para hacer fotocopias, comprar folios… Y mi trabajo, sobre resistencia de antibióticos, sin avanzar”, se quejaba el biólogo Juan Ayala, del Centro Nacional de Biología Molecular. Uno más, uno de tantos.,.. Vamos, que al final va a ver cola de científicos en los concursos de televisión.

Pancarta del CNIO, con caras ocultas. Fijarse en el escudo! ROSA M. TRISTÁN

Pancarta del CNIO, con caras ocultas. Fijarse en el escudo! ROSA M. TRISTÁN

PAÍS SIN CIENCIA, PAÍS EN DECADENCIA”, gritaban a su alrededor un nutrido grupo de jóvenes, porque eran muchos en la protesta. “PARA INVESTIGAR, TENEMOS QUE EMIGRAR”, “MENOS CORRUPCIÓN, MÁS INVESTIGACIÓN”…. Y entre los más cañeros, los trabajadores del Museo CosmoCaixa (de una entidad bancaria) que cierra en diciembre y deja a los últimos 45 trabajadores en la calle.  Se trata de otro entierro anunciado y paralelo: el de la divulgación de la Ciencia. Pero ¿para qué divulgar? ¡no sea que a los niños les de por ser científicos!

Para evitarlo, resulta que la Secretaría de Estado de Investigación, quiere trasladar allí (a Alcobendas) el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, un centro que ya ahora recibe poquísimas visitas, aunque se ubica en pleno centro, en el Paseo de Delicias. Es un museo antiguo, aburrido: un cúmulo de objetos de la historia de la tecnología (que ciencia hay poca) que nada tiene que ver con el museo interactivo, lleno de actividades que era CosmoCaixa; por cierto, un edificio muchísimo más caro de mantener que donde andan ahora…. ¿Y quién lo va a pagar si no hay dinero?

También llevaban pancartas los del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). Su directora, María Blasco, va a despedir (o no renovar) a 64 de sus 470 trabajadores, la mayoría del área de Biotecnología y Terapias Experimentales. “No nos hagas fotos, que toman represalias”, me avisaron los manifestantes. Qué triste. Y, sin fotos y sin nombres, me aseguraban que “antes el CNIO tenía patrocinios”, pero “llevan un año sin ellos porque no hay coordinación entre la gerencia y la dirección científica, así que al final llega la ruina”. “Después de 15 años para llegar a ser un centro de excelencia, en dos años se lo cargan”, acusaban. Y me hacían saber que Blasco quiere recortar justamente en cinco unidades que hace unos días han participado en un trabajo en la revista Nature que dió la vuelta al mundo. “En terapias había más de 50 personas hace dos años, ahora quedarán 12 o 13”, comentaban.

Así, entre gritos, tambores y proclamas, fue cayendo la noche… Entre los que llegaron hasta el final, el egiptólogo José Manuel Galán, que tiene suerte porque su Proyecto Djehuty no depende de este Gobierno, sino del egipcio y sus revueltas, ya que Unión Fenosa Gas ha renovado la financiación un año; y también el nuevo director del Museo Nacional de Ciencias Naturales, Santiago Merino, y Luis Rivas, del Centro de Investigaciones Biológicas, y muchos otros a los que no pude poner nombre…

Algunos se preguntaban que de ese 1,3% de subida, que vendieron en el Telediario a bombo y platillo, cuántos millones serán créditos para empresas, de esos que luego esas empresas no piden y no se se ejecutan (es decir, terminan en la saca del Estado). Hoy se sabe ya que de 4.232 millones de euros presupuestados, 2.722 millones son préstamos que hay que devolver, como publica Elpais.es.

; otros recordaban que a este ritmo para el año 2050 aún no se habrá alcanzando el nivel de hace cuatro años (2009), porque el recorte desde entonces en subvenciones ha sido de “¡un 45,73%!, vamos 2.000 millones”. Y hasta algún extranjero, como el francés Juan Pasini, decía que aún aguantará en España, aunque con su sueldo francés tiene que pagar viajes, comidas y hasta a otros investigadores…

Gráfico

Pero aunque era un entierro, con sus velas y todo (Carmen Vela no fue, claro) aún se detectaba ánimo para seguir luchando, y había cierto toque festivo, por la música, por los globos, por los padres con niños. “Tenemos que ser más a la siguiente, que esto tome impulso”, dijo Rivas, cuando, ante unas plañideras y un ataúd, leyó el manifiesto. Y en eso están, porque el año pasado por estas fechas se juntaron cuatro en la sede del CSIC para lo mismo. Es evidente que la movilización ha prosperado.

Como el manifiesto toca muchos palos, aquí le incluyo entero, pero con algunos links que sirven de prueba a lo que allí se dijo, siguiendo el modo de trabajar de los cientificos…

(PARÉNTESIS: La manifestación, más que disolverse acabó fusionándose con otra, que iba camino de Sol para defender el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo….Así estamos).

MANIFIESTO LEÍDO EN MANIFESTACIÓN (CON INTERESANTES ENLACES….)

“Estamos en La Noche de los Investigadores, que tiene como principal objetivo acercar la investigación y los investigadores a los ciudadanos, para que conozcan su trabajo, los beneficios que aportan a la sociedad y su repercusión en la vida cotidiana. Pero ahora nos toca salir a la calle [segunda vez] para denunciar la amarga situación por la que está pasando la ciencia en estos momentos, fruto de los recortes de los últimos años, que están colocando a la ciencia al borde del colapso. Dicho colapso es sufrido tanto por las universidades como por los centros públicos de investigación.

El CSIC, una de las mayores instituciones de la investigación pública ha perdido a cerca del 10% de sus empleados y se encuentra en una profunda crisis económica que pone en peligro su continuidad. En dicha institución se realiza el 20% de la producción científica nacional, y muchos de los inventos y descubrimientos de los que disfrutamos todos los días están basados en dichos avances científicos. Se están ensayando nuevas terapias contra enfermedades como el SIDA, la tuberculosis o el cáncer, se están desarrollando superconductores más rápidos, que permitirán fabricar ordenadores más potentes y ligeros; se están diseñando nuevos materiales que se emplean en utilitarios, trenes, aviones o incluso naves espaciales; se está trabajando en la generación de nuevos combustibles y sistemas que incrementan la producción agraria, sólo por citar unos pocos ejemplos. Y la situación de penuria económica que ahora sufre el CSIC se puede trasladar a otros centros públicos de investigación o a las universidades.

Toda la investigación está en peligro por la miopía de los que consideran a la ciencia como un lujo, sin entender que las sociedades más desarrolladas lo han logrado gracias a su apuesta por la ciencia. Un estudio de la Universidad del País Vasco muestra como la ciencia revierte a la sociedad 7 veces lo invertido en ella. Apostar por sistemas económicos basados en el turismo, los casinos o el ladrillo acarrea pequeñas épocas de bonanza seguidas de crisis que acabamos sufriendo la mayoría de la población. Recortar en ciencia, aparte de producir una sociedad menos formada y por lo tanto, más fácilmente manipulable, crea a su vez perjuicio sobre la educación y la sanidad. Además, una apuesta decidida por la Ciencia y la Tecnología es un elemento fundamental para avanzar y salir de la crisis.

La falta de inversión en el sistema I+D se traduce en la paralización o ralentización de proyectos de investigación, y en el despido de investigadores que marcharán a otros países a continuar su labor investigadora. Eso provoca nuestro empobrecimiento. Investigadores formados con nuestros impuestos pasarán a realizar investigaciones y descubrimientos en otros países, y pagaremos royalties después para poder disfrutar de ellas. En estos momentos tenemos un gran barco, integrado por investigadores bien formados y centros de investigación equipados, que se queda atrás en la carrera porque no le llega combustible. Hemos tenido que desplegar las velas para poder seguir moviéndonos, pero los buques de los países que han salido de la crisis surcan el océano a toda potencia.

Se podría argumentar que hablamos de un combustible extremadamente caro, pero eso no es cierto. Todos hemos leído en la prensa que el CSIC podría irse a pique por un déficit presupuestario de 100 millones de euros.

Esa cantidad es ridícula comparada con los cientos de millones derrochados en aeropuertos que no se usan, en centro culturales no inaugurados, en carreteras no transitadas o en cemento que amenaza ruina por falta de mantenimiento; esa una cantidad comparable a 8 kilómetros de línea de alta velocidad ferroviaria y supone menos del 6% de los 1.800 millones de presupuesto que ha recibido el Ministerio de Defensa para comprar armamento.

Eso por no hablar de los miles de millones de euros que, a fondo perdido, han recibido las entidades financieras (solo Bankia recibió más de cuatro veces el presupuesto Estatal de I+D), que para colmo mantienen cerrado el grifo del crédito a empresas que podrían generar empleo y mejorar nuestra economía. Esas entidades financieras han recibido el último año el 96% de todas las ayudas públicas concedidas por el Estado. Es por ello que, cuando se nos dice que no hay dinero para educación, sanidad o ciencia y tecnología, nos sentimos estafados.

En la labor científica el tiempo es importante, en muchos experimentos cada minuto cuenta, la vida de muchos pacientes depende de la llegada a tiempo de un determinado fármaco. No se puede prorrogar día tras día, en una serie de promesas incumplidas, la llegada de las ayudas; de ello depende mantener un sistema estable de I+D. Y para ello también es preciso mantener una seria apuesta de inversión en ciencia y tecnología, y debe hacerse con carácter urgente y sostenida en el tiempo.

De otra forma nos obligarán a seguir saliendo a la calle a mendigar por la ciencia. La próxima elaboración de los Presupuestos Generales para 2014 es una excelente ocasión para enmendar el rumbo, y por eso reivindicamos las peticiones que el Colectivo “Carta por la Ciencia” ha concretado en su reciente comunicado como consenso de mínimos.

¡Sin ciencia, no hay futuro!

Anuncios

  1. Pingback: Ciencia en España: cada día más vieja y más pobre | Laboratorio para Sapiens

  2. Pingback: Un dinosaurio acorazado entre el carbón | Laboratorio para Sapiens

  3. Pingback: Los gritos de las entrañas de la Tierra: ¡Basta ya! | Laboratorio para Sapiens

  4. Pingback: Y Ramón y Cajal ‘resucitó’ para unirse al luto por la Ciencia | Laboratorio para Sapiens

  5. Pingback: El padre de ‘Lucy’, guía turístico en Atapuerca | Laboratorio para Sapiens

  6. Pingback: El entierro presupuestario de la ciencia española | Agibilis

  7. Pingback: Bitacoras.com

  8. Estimada Rosa: Mi nombre es Cecilia, soy redactora en Activismo Online en Greenpeace Argentina. Le escribo porque noté que publicó información reciente relativa anuestros activistas detenidos. Esta semana estamos organizando un evento nacional para pedir por su liberación y me gustaría hacerle llegar material para publicar en su sitio. Le djo mi correo a la espera de su respuesta: calemano@greenpeace.org.
    Abrazo,
    c.

    Me gusta

  9. Pingback: Donald Johanson, el padre de ‘Lucy’, en Atapuerca | AECC – Asociación Española de Comunicación Científica

  10. Hola Rosa y compañía,
    Lo que no deja de sorprenderme es el desinterés, desidia y dejadez de los medios de comunicación “de masas”, “convencionales”, sobre temas relevantes y de interés general como puede ser la Ciencia y su paulatino asfixie económico y arrinconamiento político-social. El eco de la manifestación ha sido muy escaso, sobre todo si se compara con otros temas (objetivamente irrelevantes y prescindibles) del viernes y fin de semana. Menos mal que gracias a blogs como el tuyo, Rosa, puede uno redimensionar los asuntos de actualidad y corregir la visión deformada que a diario nos proyectan los medios. La manifestación fue un gran éxito, sobre todo por el espíritu de compañerismo y solidaridad que se respiraba dentro del grupo, y por el anhelo de seguir caminando contracorriente y luchar por construir entre todos una sociedad un poquito mejor. Una tarde de viernes para repetir (aunque ójala no tuviera que ocurrir). Ánimos para tod@s!

    Me gusta

  11. Hola, Rosa:

    Las manifestaciones son inutiles.

    Durante el verano el PP y el PSOE han llegado a un acuerdo para difuminar los casos Urdangarin, Barcenas y EREs andaluces, un acuerdo entre ”caballeros’ (los caballeros eran en la Edad Media los que podian robar impunemente), y ahora el PP ya va a desarrollar a tope su programa real, el que no se publico antes de las elecciones, pero que es claro como el agua, al menos para un cientifico.

    En una sociedad extractiva (quizas haya entre vosotros algun economista o alguien que haya leido a Acemoglu) las elites necesitan un pueblo embrutecido, como lo necesitaba Fernando VII. Un pueblo educado se rebela, un pueblo sin educacion se resigna, porque el esfuerzo para salir de la miseria es superior a lo que puede imaginar.

    Por tanto no es que no haya dinero, es que hay una politica consciente de destruccion de la ciencia, como la hay de no crear empleo. Una poblacion miserable es una poblacion sometida, y como vemos todos los dias, el que haya o no haya empleo, el que no se cree riqueza, no cambia para nada las ganancias de las elites financieras, que con empresas en liquidacion se reparten millones de pluses y bonus ante el regocijo de ministros y resto de politicos.

    Asi que sabedlo claro desde ya: La ciencia en España declinara hasta el limite de que el espectaculo que demos sea molesto pero no implique rechazo radical del resto de Europa.

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s