La debacle de la ciencia en España, en ‘Science’


El título no podía ser más certero: “Nubes oscuras sobre la ciencia española”. Lo firman en la revista ‘Science’ tres investigadores españoles, pero detrás de sus firmas podrían ir las de muchos miles más. Luis Santamaría (presidente de la Asociación para el Avance de la Ciencia y la Tecnología), Fernando Valladares (investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales) y Mario Díaz (presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Ornitología, SEO/Birdlife) han expuesto en la más prestigiosa revista científica del mundo los datos del ‘acoso y derribo’ al que se enfrentan los investigadores por una política, hecha por unos políticos sin encomendarse a nadie, es decir, sin consultar con los afectados. Pero  así es como hoy se hacen las cosas en este país.

Link: ScienceValladares (desembargo a las 20 hora del 13 de junio de 2013)

science

El tema que centra el artículo es una descripción de la deprimente situación actual y de la que se prevé por delante con la polémica estrategia de I+D para 2013-2020, y el Plan Nacional de I+D 2013-2020 para ponerla en marcha,  que se centra en ‘enflaquecer’ al máximo  las ayudas públicas a la ciencia básica , y redirigir esos fondos públicos (es decir de nuestros impuestos) hacia las empresas privadas para que realicen investigación aplicada y haya mayor transferencia de tecnología.

Pero ¿Y eso es malo? Pues parece que sí, porque aunque mejorar esa I+D privada es positivo (y así lo reconocen los autores) lo que no tiene lógica es que se haga con fondos públicos, cuando el sistema científico público está sufriendo unos recortes presupuestarios de órdago, y más en los equipos que hacen investigación básica (que como su nombre indica es fundamental para la otra, la aplicada).

Y explican  que en España la inmensa mayoría de las empresas no investigan (salvo en cómo sacar más beneficio con menos gente) y que las pocas que hacen alta tecnología, lo consiguen no sin dificultades porque resulta que en este país los bancos tampoco financian proyectos de innovación, porque no se fían de los investigadores, (aunque añado yo que sí lo hacen de los equipos de fútbol, de partidos políticos, de grandes cadenas comerciales, etc).

Como los científicos siempre utilizan datos para sus afirmaciones, apuntan que “cerca del 59% de la financiación pública de I + D en España en 2012 se asignó en forma de préstamos, pero  que la falta de interés privado hizo que ¡no llegaran ni a pedirse! Resultado: se gastaron tres millones de euros menos en investigación pública de los que había presupuestado el Parlamento. Y ello mientras los científicos del CSIC sufrían suspensión de pagos, limitaciones para encender la luz, falta de tonner para fotocopias….

¿No sería mejor que ese dinero desviado a la investigación privada e ‘impulsada por el mercado’, que lo desaprovecha, se destinara a la investigación pública, que anda tan necesitada? Los firmantes así lo creen, aunque lo cierto es que con ese sistema (y con la excusa del déficit autonómico) el Gobierno se ahorró un buen dinero: “El plan español sería beneficioso con una distribución más equilibrada de las inversiones públicas y un mejor seguimiento y evaluación de las inversiones en el sector privado, en términos de generación de conocimientos y producción económica“. Y mencionan también que igual sería bueno incentivar las investigaciones mixtas (públicas y privadas), como se propone en el Horizonte 2020 de la Unión Europea (2013-2020). Ahora, las pocas que hay están a punto de sucumbir por los recortes en el gasto (léase lo que pasa con el sector espacial) y las restricciones financieras.

Otra necesidad urgente que apuntan los tres investigadores es la  “reducción de los trámites burocráticos necesarios
para obtener y gastar los fondos de I + D, proporcionando apoyo institucional para la internacionalización”, algo que no siempre se tiene. Es más, hay quien ha tenido que renunciar a fondos europeos por esa falta de apoyo.

Además, en el artículo ponen el dedo en la llaga de otro grave problema del I+D : “La falta de  meritocracia de su sistema de recursos humanos, dominado por el amiguismo (aquí se dio a conocer uno de esos casos), la falta de incentivos basados ​​en el desempeño del trabajo y la ausencia de un código de integridad científica.

Y acaban con un aviso para navegantes: A medida que las economías emergentes aumenten la inversión en I + D , la velocidad del cambio va a ser difícil  de igualar para España. Revertir los recortes en el presupuesto y optimizar su utilización es por ello crítico. La investigación básica puede traducirse en nuevas tecnologías, y su impacto es a largo plazo en el mercado”.

El problema es que el largo plazo de los políticos es de cuatro años. Un plazo más bien corto para esperar frutos. ¿Encontraremos un exoplaneta con vida  en cuatro año? ¿Se descubrirá una vacuna para el sida en cuatro años? ¿Y hacen falta cuatro años para excavar toda Atapuerca? ¿Y averiguar cómo curar el cáncer?… En fin.

Mañana, 14 de junio, se ha convocado el  14jporlaciencia: http://www.precarios.org/article305 . Otras protestas de científicos han convocado a muy poquita gente, ¿tendrá más éxito ésta? Mañana os lo cuento…..

Anuncios

  1. Pingback: Las cuentas no cuadran en el CSIC | Laboratorio para Sapiens

  2. Pingback: Los científicos: ¿Es legal el ‘corralito’ del CSIC? | Laboratorio para Sapiens

  3. Pingback: La manifestación de la Ciencia: “Nos desprecian” | Laboratorio para Sapiens

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s